sábado, 26 de enero de 2013


Jesús que equilibrio me pides

Pensé que lo sabia todo Dias buenos, Dias malos, Dias con exitos, Dias con derrotas Siempre en los extremos, A veces podemos llegar a ser muy buenos que nos volvemos permisivos, O tal vez muy malos que nos hacemos odiosos. Podemos hacernos muy religiosos que nos volvemos panteístas o tal vez nos vamos al extremo que DIos nos estorba y nos volvemos ateos. Esta es la rutina de nuestra vida hasta el final de ella. Cuanto anhelamos llegar a el equilibrio Que consiste en: “la virtud está en el medio” El medio es lo que da el equilibrio Y ese equilibrio es la constante búsqueda del hombre. ¿Será que a Dios no le guste el medio? O eres frío o eres caliente, por ser tibio te escupo Dios es el equilibrio que el hombre necesita Mitad hombre mitad Dios, ¡Jesus!. Es Jesus que nos enseña llegar al equilibrio, que nuestra vida busca deseperadamente llegar.

Quiero ser lluvia

Quiero ser lluvia, que agradecida por la gente, es bien recibida. Quiero ser lluvia que empape la tierra Quiero ser lluvia que haga germinar la semilla Quiero ser lluvia que una vez fecunda pase al otro lado de la colina No quiero ser lluvia que arrastre los cultivos o los cerros No quiero ser lluvia que ahogue las simientes No quiero ser lluvia que clame al cielo piedad Quiero ser esa lluvia que acaricie los cerros secos Quiero ser esa lluvia que ayude al campesino en su labor Quiero ser esa lluvia que terminado su trabajo vaya al río para que finalmente vaya al mar y alabe en todo ese proceso a su creador que es Dios que es de donde salió.